lunes, 3 de octubre de 2011

Cuando el diablo se sube a tu espalda.

Este micro lo acabo de presentar a un certamen de terror. Todo vuestro:

Cuando el diablo se sube a tu espalda.

Padezco desde la adolescencia de "parálisis del sueño". Consiste en que mi cerebro activa la conciencia antes que el cuerpo. Vamos, lo contrario que un sonámbulo. He investigado sobre el tema, me inquietó descubrir que en África se llama a este fenómeno,"cuando el diablo se sube a tu espalda", y que en muchos otros sitios lo consideran una especie de posesión. Pero ya lo tengo superado. Al menos eso pensaba hasta hace un momento..Al despertar, paralizado, sin poder abrir los ojos siquiera, he percibido inmediatamente que no estaba solo. Alguien o algo está conmigo en la habitación, y no he recuperado el movimiento en dos o tres minutos como habitualmente. Han debido pasar horas. Noto como el odio que desprende ese ser, o lo que sea, llega hasta mi como en hondas. Intento gritar, pero es inútil. Estoy perdiendo el juicio. quiero que esto termine. Deseo la muerte.  Se que sonríe.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

LA CAJA DEL DIABLO


Siempre pienso que me han engañado,
que algo tan pequeño no puede afectar así al cerebro.

Pero ahora siento
una sensación intensa
entre los oídos.
Y a partir de ahora todo es distinto.
Encerré al diablo
en esta caja
y me he dormido.
Cuando me despierto,
la veo sentada sonriendo sobre mi cama.
Mira dulcemente,
y me besa y me abraza.

Pronto siento que algo me está robando el alma.
Con esfuerzo consigo
separar sus labios de los míos.
Logro separarme escupiendo sangre.
El roce de su piel quema mi carne.
Mira desde la cama
inocente y asustada.
La piel brillando casi con escamas
y descubro un brillo endemoniado en su mirada,
veo claramente en ella el rostro de mi hermana.
Vuelvo hacia la caja y siento
un escalofrío al verla destapada.
Cuando vuelvo la mirada
no está ella
ya no hay nada,
sólo hay una risa que me hiela el alma.
Algo muy difícil de explicar con palabras.


Tu micro me ha recordado a una de mis canciones preferidas. Es de Los Planetas, y creo que tienen más de un punto en común. A mí me parecen almas gemelas. Tu micro está de puta madre, tío, sigue así... eres uno de los sileños que mejor escriben; suerte en el certamen, para mí ya eres el ganador.

Te dejo el enlace de la canción de la que te hablo, aunque seguramente ya la conoces:

http://www.youtube.com/watch?v=FLWEoyDpBN4

carrascal dijo...

Pues no, no conocía la canción. Pero me encanta. Y gracias por los ánimos. Un saludo.

Anónimo dijo...

Tu relato me ha impactado porque relatas ha la perfección una pesadilla recurrente que tengo desde hace años.

No te puedo dejar el enlace para que la veas y supongo que no la conocías,porque si no serías Rapel o La Bruja Lola.

Debo decir que tus relatos me parecen de un nivel altísimo.

Gracias por escribirlos.

carrascal dijo...

Muchas gracias, me alegro de que te gustara el relato. Lo cierto es que he experimentado la parálisis del sueño en varias ocasiones, sobre todo en épocas de estrés o ansiedad. Es una sensación aterradora, y como el certamen era de relatos de terror me decidí a escribir uno sobre este tema que me da bastante miedo.
Gracias de nuevo.

APRENDIZ DE KAFKA dijo...

Amigo Carrascal:

Tu relato me ha hecho rebuscar en viejas carpetas en busca de algo que escribí hace bastantes años y que, creo, enlaza de alguna manera con tu breve pero interesante cuento. Ni siquiera recuerdo haberle puesto título, y sólo es un borrador, pero te lo dejo para que me des tu opinión y veas que los temas se solapan a través de los años. Un saludo.

EL RELATO:

"Jamás tuvo el menor problema con los que a diario iba a visitar, sin apenas esfuerzo llegaba hasta lo más recóndito de la conciencia de aquellos infortunados. Pero ahora, al borde de esta cama, frente a un ser humano que en cierta manera es distinto a los demás y en el que se ve reflejada como en un espejo, no logra acceder a los ignotos recovecos de su mente, "me estaré haciendo vieja" -piensa-; pero aguza el oído, y de la temblorosa boca emerge una especie de súplica:

"si algo me importa... es vivir"

Es sólo un segundo, pero intuye que algo no va bien: por un breve instante, ha creído albergar en sus entrañas un sentimiento demasiado parecido a la compasión.

Al cabo de un momento, en un gesto repetido cientos, tal vez miles, millones de veces, desenvaina la guadaña y se dice:

" ...el trabajo es el trabajo".

PLUMILLA SILEÑO dijo...

AUGUSTO MONTERROSO, IN MEMORIAM...


"A jessica, vanessa, lindsay... a tantas otras."


tamaral:

cuando despertó
la prostituta
todavía seguía allí.